Nota de prensa

● Las vecinas y los vecinos del barrio están realmente preocupados por la falta de seguridad durante la ejecución
de las obras de mejora de la estación ya que algunos peatones optan por cruzar las vías a pie, con el peligro que
eso conlleva.


Elkarrekin Donostia ha registrado una moción ordinaria para que el Pleno del Ayuntamiento inste a Renfe a identificar los puntos críticos y a instalar un vallado que bloquee el paso irregular de los peatones en la estación de Cercanías de Herrera.

Y es que desde que la estación está siendo renovada, precisamente para hacerla más accesible a las personas con movilidad reducida, los y las vecinas del barrio se han mostrado preocupadas porque algunos peatones optan por atajar cruzando las vías de forma peligrosa.

Las obras se prolongarán, previsiblemente, hasta abril de 2022. Por eso, la edil de la coalición progresista Marta Huarte pedirá que la operaria ferroviaria instale las medidas de seguridad adecuadas en el plazo de un mes.

Huarte ha subrayado que están a favor de las obras de mejora, “máxime cuando no se cumplían los estándares de accesibilidad mínimos exigibles”. Pero, ha recalcado, “es imprescindible que antes de que ocurra una tragedia, una vez que los operarios terminen su jornada, se instalen unas vallas o protecciones lo suficientemente reforzadas para evitar el paso de peatones por las vías”.